En estos tiempos de nueva convivencia han cambiado muchas cosas de nuestra forma de vivir, y una de ellas es la manera de trabajar. Muchas empresas por disposición propia o del gobierno de su país han tomado medidas para evitar contagios en su personal: desde reducir el número de trabajadores y turnos hasta el enviar a trabajar a su casa a muchos otros.

Según Workana, web de oferta y demanda de trabajos para freelancers, el 43% de los estadounidenses trabajan desde casa y alrededor de 3 millones hacen home office en Latinoamérica a raíz de la pandemia. Mientras que un estudio publicado por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) indica que solo un 5,2% del personal activo laboralmente en la actualidad residente en la Unión Europea (UE) afirma trabajar desde casa. Este estudio determinó que en el 2018 una proporción ligeramente mayor de mujeres solía trabajar desde casa (5,5%) que los hombres (5,0%) y que esto se daba en la mayoría de los estados miembros de la UE, pero con mayores diferencias observadas en Francia (8,1% de las mujeres, en comparación con el 5,2% de los hombres).

Para que esta nueva forma de trabajar funcione de forma correcta depende de varios factores: una buena distribución de la labor por parte de los encargados, una eficiente organización de los trabajadores y la implementación de diseños adecuados y funcionales de los espacios de trabajo que incrementen la productividad para llegar al objetivo planteado. Por eso la oficina en casa o Home Office como se les llama son espacios que necesitan de nuestra especial atención.

A primera impresión puede parecer muy agradable el usar nuestra casa para trabajar, pero hacerlo por mucho tiempo nos puede provocar una serie de molestias como cansancio extremo, estrés y dolores de cabeza a causa sobre todo de alargar las jornadas laborales más de lo necesario y no tener tiempo para hacer otras actividades que también deben ser consideradas importantes por nosotros como hacer deporte, cocinar, jugar con los hijos o pasar tiempo en familia.

Todo eso unido a que si consideramos, pero sobre todo sentimos, que el ambiente que hemos elegido como nuestro home office está lleno de distracciones que no van a permitir que nos concentremos estamos frente a un problema que tenemos que resolver de raíz y transformar nuestro espacio de trabajo en el lugar ideal con todas las comodidades posibles y con nuestro toque personal.

Para convertir tu home en la perfect office te aconsejamos que sigas los siguientes pasos:

  1. Tu espacio ideal.- Es el punto de partida y el más importante. Si tienes un área de estudio o trabajo el problema ya está resuelto, y si no es así una buena alternativa es convertir una habitación en ese espacio que tanto anhelas. Pero, si no te queda de otra, puedes acondicionar un espacio en alguna habitación, para ello debes tomar en cuenta el uso que le das a ese cuarto y de cuán ordenado eres.
  1. Luz es vida.- Un factor importante para decidir la ubicación de tu oficina en casa es la luz. Por el día, la iluminación debe ser natural y lo más intensa posible (para que nos despertemos por completo), mientras que la computadora se debe colocar en sentido opuesto a las ventanas, de manera que cuando caiga la tarde el reflejo no nos obligue a cambiar la posición. En el caso de la iluminación artificial para la noche debe ser intensa y dirigida a lo que estamos haciendo.
  1. Oxigena tu mente.- Tu espacio no debe estar cerca de un electrodoméstico que produzca frío o calor para que no tengas cambios improvisados de temperatura o generen olores. Y si elegiste estar cerca de una ventana por la iluminación, úsala también para mantener una constante corriente de aire que se renueve todo el tiempo que estés en el espacio y así puedas mantener la concentración. Además, tu home office puede y debe contar con plantas que funcionan como fábricas de oxígeno y le dan el toque verde necesario. Y en tiempos de coronavirus una buena ventilación frena la proliferación de virus y bacterias.
  1. Invierte en tu comodidad.- Si en algo si se debe invertir dinero es en la elección adecuada de la silla y el escritorio que formará parte de nuestra oficina. La silla de preferencia que sea ergonómica para que nuestra línea de visión sea la correcta frente al monitor y no sufra nuestra espalda. Mientras que el escritorio o la mesa deben ser del tamaño y altura adecuados.
  1. Decorar para funcionar.- Al momento de decorar nuestro espacio de trabajo debemos tomar en cuenta sobre todo la funcionalidad que deseamos obtener. Está demostrado que estar en un lugar agradable nos hace sentir cómodos y por lo tanto se trabaja mejor. Recuerda que todo lo que elijamos para nuestra oficina en casa debe ser útil pero también debe tener cierta estética sin dejar de ser realistas con lo que tenemos o podemos conseguir. La funcionalidad no está reñida con el diseño, pero tampoco debe primar el diseño frente a la funcionalidad.
  1. Las paredes nuestras mejores aliadas.- Para conseguir el máximo rendimiento de nuestro espacio (sobre todo si es pequeño) no debemos olvidar que las paredes están siempre a nuestro favor. Pizarras, tableros, ganchos para nuestros apuntes, cartas o documentos harán que nuestras paredes vacías nos ayuden a ser más ordenados y por lo tanto eficientes.

De toda esta nueva realidad los diseñadores y arquitectos se han percatado y ya están creando espacios que generen bienestar en forma de oficinas para casa. En el negocio de la construcción los clientes ya no buscan habitaciones espaciosas con todas las comodidades para invitados, lo que desean es tener una habitación inteligente que pueda funcionar como una oficina en casa, un estudio de música o un salón de ejercicios expresa la firma CORE Real Estate.

Por otro lugar, ya son muchos los hoteles y lugares turísticos de varios países que ya han detectado esta necesidad y han creado opciones de home office. Por ejemplo, el Grupo NH Hotel que opera más de 360 hoteles en América y Europa presentó hace unos días “NH Room Office”, una propuesta adaptada para aquellos que requieren un espacio de trabajo totalmente equipado, pero, además con los servicios de un hotel.

Así que arquitectos prepárense para crear esa home office de ensueño que desea su cliente. Para ello R3Dstudio te propone soluciones adaptadas a las nuevas necesidades que se generan en los espacios interiores. Así que ya saben…

Fuentes:

Archdaily: 35 soluciones para espacios de trabajo flexibles en la vivienda.

MDZ: ¿Home Office para siempre?

ElObservador:Room Office: Los hoteles convierten las suites en oficinas

Sobre el autor

Omar Amorós

Carlos Omar Amorós Núñez

Periodista y Docente
Estudié Ciencias de la Comunicación en la Universidad Privada San Martín de Porres. Llevé cursos de crítica cinematográfica y teatral; y he trabajado en Revistas y en Agencias de Medios y Relaciones Públicas. Ejercí también como docente del área de comunicaciones para alumnos de primaria y secundaria, y como asesor de prensa para escritores. Además, escribí sobre arte y cultura en los diarios Expreso y Perfil, y en el Suplemento Variedades del diario El Peruano.

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Otras entradas en el Blog

Pin It on Pinterest

Share This